lunes, 13 de febrero de 2012

John Talabot - ƒIN, el house tiene alma

Sé que no son horas, pero sabía a qué me enfrentaba. A veces uno siente la imperiosa necesidad de escribir sobre algo que le está impactando. Esa sensación es la que se acaba de pasear por mi cerebro tras escuchar el debut en largo del barcelonés John Talabot, ƒIN. Tras los ep's que ha venido sacando en los últimos años y su magnífico maxi Families, no se puede decir que este debut haya sorprendido. No, porque como estaba previsto, es un gran disco. De hecho, y tras varias escuchas, resulta uno de los mejores discos electrónicos nacionales que se hayan podido escuchar en los últimos tiempos.



El álbum rebosa elegancia y calidad se mire por donde se mire y se escuche por donde se escuche. Una oda al buen gusto. Ya sea mediante referencias al techno y dance de los 90, sampleados místicos u otras artimañas experimentales, Talabot logra conseguir lo que hace grandes a los grandes de la electrónica: trascender lo musical y conectar con lo emocional. Contrariamente al título del disco, ƒIN, este trabajo representa el principio de una carrera más que prometedora. Porque aunque ya lleve años produciendo y siendo conocido, un disco como este acaba de catapultarle, como ya pasara anteriormente con compatriotas como Delorean o El Guincho.

  John Talabot - ƒin by cooldizzang


A base de hipnóticas composiciones rítmicas y sonidos tropicales (Depak Ine, Journeys), house superior (When The Past Was Present, Last Land) o colaboraciones con el productor madrileño Pional (Destiny, So Will Be Now...), ƒIN se configura como uno de los discos que más van a dar que hablar por aquí. Un disco que ya está sorprendiendo fuera de nuestras fronteras y que seguro veremos en lo más alto de cualquier lista que se precie. Las texturas de house que ofrece Talabot en este larga duración son una representación sonora de lo astracto de la belleza. En sus distintas vertientes, más livianas o más sintéticas. Ahí están El Oeste, Oro y Negro, Missing You o H.O.R.S.E. La única pega que se le puede encontrar es que si se le hubiera integrado alguno de los temas de Families, hubiera quedado un álbum aún más excelente.

El productor catalán logar envolverte en un paisaje que te atrapa y no te suelta; siniestro pero relajante a la vez, etéreo pero con mucha personalidad, dándole el sentido a un house que parece a la deriva. Ante esta gran pieza musical, poco más se puede añadir. Cierren los ojos, pónganse los auriculares y disfruten. Yo me quito el sombrero. 

Esperemos que esto no sea el ƒIN

2 comentarios:

B-Face dijo...

Es curioso que a todos nos ha flipado el disco y al mismo tiempo echamos de menos un pelotazo de los que te dejan el culo torcido como sus E.P´s y edits

Pablo S dijo...

Pues sí tio, un poco más de luz e intensidad como en Families no hubiera venido mal, pero se lo dejamos pendiente para sus próximas producciones... Fetén