lunes, 29 de marzo de 2010

Crónica Explum 2010


Llegó el tiempo de los festivales, y el primero fue el pasado sábado 27 de marzo: el Explum Festival, que se celebra en Puerto Lumbreras (Murcia). El festival se hace al lado de un castillo, donde se empieza con rock y se acaba con electrónica. Es un festival que está creciendo, cada vez con gente de más caché.
Los invitados para esta edición eran: Love of Lesbian, Hora Zulú, The Leadings, Cycle, Rex The Dog, Jojo de Freq y Nicolas Masseyeff.
Antes que nada hay que decir que se cayeron del festival Love of Lesbian y David Carretta. Una pena este último, porque me hacía ilusión esuchar en directo Disco Dance. A ver si el año que viene cae.

Bueno al festivalillo este fuimos los fijos, los 4 del Creamfields, los de siempre:
J(ona), D(aví), Ch(aparro) y yo. Lo gracioso es que para ir a Almería fuimos del tirón, y cosas de la vida, para ir a Murcia paramos a tomar una Alhambra especial de relax.
Cuando llegamos allí salimos a tantear el terreno, pero como hacía mucho repele nos metimos al coche. Acto seguido subimos D y yo la gran cuesta que daba al recinto festivalero para oír un poquillo de rockmetalfunky con Hora Zulú. No es un grupo ni un género de mi devoción, pero por lo menos usan guitarricas, que por cierto, buenos riffs. Tuvieron problemas de sonido porque no se oía el bajo: aparecían los fantasmas de Placebo y Arctic. Después de 3 o 4 temillas fuimos al coche a beber para prepararnos para lo que auguró el cantante de Hora Zulú: "Vamos a tocar un par de temillas antes de que empecéis a drogaros y a escuchar bakalao".

Bebimos en el coche debido al fresquecillo. Glu glu glu gluuuu. Y subimos primero, como antes, D y yo a escuchar el final de Cycle, que no estuvo mal, principalemente porque llegamos justo cuando tocaron Apple Tree y Confusion, sus mejores canciones. A los Leadings nos los pasamos por el forro escrotal, más que nada porque era la hora del bebercio.

Después de escuchar a la China Patino, empezaban ya los djs, la primera, Jojo De Freaq, cerca de la 1. Puso una sesión de progressive house y electrónica bastante buena. Está claro que para los festivales los djs se reservan los mejores sonidos, y eso es lo que pasó. Disfrutamos de sonidos guapos y sobre todo, subidones que a todos nos hicieron botar; la fiesta estaba servida. A mí al final se me hizo un poco pesado, quizá se deba a que tenía infinitas ganas de ver pinchar a Rex The Dog.

Y cuando subio el tipo... ¡¡madre mía qué sesióóóón!! Empezó con Frequency, ya, para empezar fuerte. Toda la gente botando, y todos con una sonrisa de oreja a oreja. Yo chillaba "perro" (como le gusta que le llamen en su intimidad) en una fase de trance. La verdad es que me esperaba una sesión parecida a la del Creamfields, tocando sus temas típicos, pero no lo hizo. Tocó otros temas, hizo el amago de pinchar temas tan grandes como Circulate o Photographic (mi preferida), pero cuando parece que esas iban a estallar oímos un par de temas bestiales. Tenían un sonido electrizante y una base super pegadiza. Todo sin vocal, para disfrutar de los sonidos. Lo cierto es que disfruté como un jabato. Probablemente uno de los temas fuera el remix de Congorock de Bubblicious, al menos el que más se parecía. Y después continuó la sesión con temas como Bubblicious estándar, el remix de The Knife, el tema de cazafantasmas... Tampoco faltó su remix de Day n Night. Y para chapar Fight For your Right, como siempre.
Para mí fue el indiscutible vencedor de la noche. Cada vez me gusta más. Además se lo recomiendo a los que les mole al electrónica y a los que les mole el indie, ya que es electrónica amena y buenrollera, hecha para alternativos.

Después de esto J y D se retiraron, y nos quedamos Ch y yo a chapar junto con Nicolas Masseyeff, que puso una buena sesión de techno y techhouse con sonidos apañaicos y subidas varias. Mientras pinchaba, se veía a Rex bailando detrás, pegándosela en modo vip. Uno de los pocos temas que pude reconocer de su sesión es Modul 8, que es suya. Y nada, se hicieron las 7, amaneció, y nos vinimos ya al hogar.
Un buen fin de semana, ya que ganó el Elche, el Madrid... y el jueves más con Wally Lopez en Camelote!! Esto no ha hecho más que empezar...



(Vaya cuesta no o qué????)

miércoles, 17 de marzo de 2010

Metric

Esta entrada sigue en la misma línea que la anterior, otro grupo no muy conocido para el colectivo joven, al menos, como siempre, aquí en España.
Esta vez el grupo es Metric, curiosamente también procedentes de Canadá, que está sentado encima de "la tierra de las libertades". Es un grupo de rock alternativo, como viene siendo lo habitual en este mí blog. Y curiosamente de nuevo, valga la redundancia, también cuenta con vocalista femenina, igual que The Organ. Estoy empezando a plantearme que ya debería acabarse la supremacía masculina en cuanto a cantantes principales. Está claro que Freddie Mercury, Eddie Vedder o Matt Bellamy siempre estarán ahí... ¿pero quién puede resistirse a las suculentas voces de Debbie Harry o Patti Smith?

El otro día alabé la voz de Katie Sketch, hoy toca alabar la de Emily Hines, quien agudizar sus cuerdas vocales de una forma cuanto menos, sorprendente. La suavidad de su voz consigue que relegues las guitarras a un segundo plano, y no es fácil, porque musicalmente no se quedan cortos, sobre todo en los dos últimos discos.
Por cierto, este grupo se pudo oír en el programa 180º, una de esas válvulas de escape que comentaba, de Radio3 obviamente.

El primer disco de Metric vio la luz en 2001, bajo el nombre de "Grow Up and Blow Away". Suena algo diferente a como suenan ahora, es un álbum tranquilo, y suave. Apenas hay guitarras que rujan y destaquen, como nos gusta a la mayoría. En ese aspecto, es un disco pastelerico, suena intimista.

Su segundo trabajo, "Old World Underground, Where Are You Now", sale en el año 2003. Emily sigue cantando con tranquilidad, pero en algunos temas ya podemos empezar a disfrutar de caña. Además, la novedad es que empiezan a utilizar bases electrónicas, ese paso que han dado tantos grupos como Radiohead, Editors, Muse y un capazo de etcéteras. Las canciones de este disco: para comerse el mundo, The List; para bailar, Dead Disco; para disfrutar, Hustle Rose; y para tí,IOU.

El siguiente es "Live It Out" (2005). Da la impresión que encuentran su sonido, ya que sigue la estela de su trabajo anterior, y se alejan de las canciones tranquilonas de su debut. Mezclan canciones bailables con temas más guitarreros. Puede ser tan baiblable que MSTRKRFT tiene un remix de Monster Hospital.
Los temas que a mí me molan de aquí son: la loca Empty, la bizarra Glass Ceiling , y Too little Too Late, que va en aumento.

Lo último que han hecho es Fantasies, de 2009, que es tres cuartos de lo mismo del anterior, tres o cuatro pedazos de temas, y cancioncillas simpáticas. Es un disco para escuchar en el coche, aunque pueda incitar a que te saltes los semáforos dependiendo de qué canción esté sonando. Incluye la bestial Stadium Love, para botar en un gran festival que no sea el FIB, que ahora está hecho para guiris. No se queda corta Help, I'm Alive, la primera que escuché, que es genial. Y buena atmósfera guitarril en Front Row
.

Si quieres disfrutar de su voz y flipar, es obligatorio poner este enlace --> Enlace

jueves, 11 de marzo de 2010

Uno de esos que nadie conoce

Quiero dar gracias a 40 Principales, Europa FM, Sol Música y otros tantos medios musicales por seguir contaminando nuestras vidas con la basura comercial exenta de calidad, brillantez y frescura. Gracias de verdad por impedirnos descubrir grupos que en España no son muy conocidos y que pueden resultar una joya cuando los escuchas. Gracias por "despersonalizar" a la juventud y hacer que cualquier mierda rija sus vidas, por tapar cualquier válvula de escape que valga la pena. Una de esas válvulas, y seguramente la mejor, es y seguirá siendo Radio3, que nos da la opción de encontrar esa música tan difícil de encontrar a través de televisión y radios ultracomerciales.

Toda esta parafernalia viene para presentar a The Organ, uno de esos grupos que no conoce ni su madre, o al menos en España, donde cualquier tía que enseñe las tetas y sea guapa llega al número 1 y se forra (véase Lady Gaga, Rihanna y un largo etc.).

The Organ es un grupo canadiense formado en Vancouver, Canadá. La verdad es que me apena hablar de este grupo, porque sacó un disco en 2004 "Grab That Gun", para separarse apenas dos años después. Aunque en 2008 sacaron un ep, "Thieves".

La gracia de este grupo, o al menos lo que más me llamó la atención, fue la voz de la cantante. Una chica con una forma de cantar que recuerda mucho a Morrisey. Según los entendidos, su música pertenece al post punk. En ese aspecto, el sonido guitarrero y la atmósfera meláncolica de sus canciones recuerda a The Cure. La banda utilizaba un órgano, muy presente en el brillante disco, que por si todavía no lo he dicho, es un buen disco. Creo que si oyes la canción que lo abre, y te gusta, el disco será un regalo para tus oídos. Se oye fácil y del tirón, manteniendo una calidad regular en casi todas las canciones. El tema que abre es Brother , una muestra de lo que es el grupo.

Una pena que la mayoría de mortales españoles de mi edad a quien pueda interesar la buena música no conozca este disco, porque aunque hubieran sacado siete discos, aquí seguiríamos sin inmutarnos. Algunos temas para recordar y dar gracias por existir: I Am Not Surprised o Love, Love, Love. El sentimiento y la profundidad con que canta Katie Sketch me eriza el pelo. Una pena que ya no existan. Además la última canción del disquillo suena a despedida. Adiós.

A Sudden Death, el tema que me atrapó.

video

Sublime.

jueves, 4 de marzo de 2010

Joy Division

Es uno de esos grupos clásicos de los que la mayoría ha oído hablar, pero no se ha molestado en descubrirlo. En ese aspecto, se podría decir que es un clásico de culto. Yo conocía una canción solo, pero me puse a indagar y la verdad es que fue un gran grupo. Digo fue porque tuvieron una corta vida musical. Sólo sacaron dos discos de estudio Unknown Pleasures (1979) y Closer (1980), debido al suidicio de Ian Curtis, cantante y pilar en torno al que giraba el grupo. También tienen varios discos y tal pero ya son recopilaciones y rarezas editadas años después. A mí me entró el mono de saber más de este grupo gracias al programa Sputnik de TV3, que no sé si lo siguen haciendo o no. De todas formas los que no tengáis ONO lo tenéis chungo, porque el simpático Paco Camps no deja ver TV3 en su comunidad. Pero el caso es que Sputnik era un programón de música como la copa de un pino, de vez en cuando me bajo programas que hay en el emule, y os recomiendo que lo hagáis vosotros también.

Joy Division nació a finales de los años 70, entre las enladrilladas casas industriales de Manchester. El grupo estaba formado por cuatro jovenzuelos que solían ir mucho a conciertos de los Sex Pistols en esos típicos pubs ingleses que ahora visita la gente porque son historia pura, pubs por donde han pasado leyendas del rock u otras celebridades. Este grupo empezó a ser respetado gracias a la difusión de la radio, como ya ha ocurrido con otros grupos como REM, lo que le llevó más tarde a aparecer en televisión. También evidentemente se les fue conociendo en los conciertos a pequeña escala. Me hubiera gustado estar en uno de esos conciertos pequeños, cuando se ve que un grupo tiene madrea. Cuando te sientes único porque estás siendo confidente de algo que va a ser grande.

Según avanza el documental uno se da cuenta de que la fama le llegó a Joy Division demasiado pronto, cuando eran 4 jovenzuelos despreocupados e inconscientes. El grupo dependía básicamente de Ian Curtis, que era el compositor. La mayoría de sus letras están inspiradas en sus vivencias personales. El tío estaba un poco tocao de la cabeza, cosa que suele ser normal en genios o semigenios. A veces actuaba de forma muy extraña, con idas y venidas en su carácter. Tampoco ayudaba mucho la actitud irresponsable de sus compañeros, que incluso uno de ellos le decía que se suicidara en tono de mofa.

Resultó que el tipo (Ian) era epiléptico, lo que explicaba sus comportamientos violento a veces. Tras un intento fallido de suicidio, a la segunda vez lo consiguió. Y ese fue el final de Joy Division. Tuvieron una efímera existencia, pero lo suficiente para dejar un legado. Legado que han recogido grupos como Interpol (los que más me recuerdan a ellos), que también tiñen su música con esa atmósfera oscura que tenía Joy. Otro grupo con esa atmósfera puede ser The Horrors, que además se complementan con teclados, como Editors, otro grupo ha parecido mamar mucho de Ian Curtis.

Puede que fueran algo adelantados a su época, aunque quizá sería más correcto decir que fueron innovadores. Sirviéndose de la influencia punk de esos años, fueron a una vertiente punk rock, complementándose con teclados, que recuerda mucho a grupos alternativos de los 90 y los 2000. Podemos ver semejanzas entre muchos grupos de estas épocas y temas como Disorder, Insight, o Shadowplay, tema del que Killers tienen un cover. Todos estos temas son del primer disco, Unknown Pleasures. A mí me gusta sobre todo la de Wilderness, el ritmo que marcan bajo y batería me parece, como poco, excelente.

De Closer podemos destacar canciones que recuerdan mucho a Editors o Horrors como Isolation o Decades. De este disco me moló mucho Twenty Four Hours, que tiene un principio total New Order.

No sólo innovaron con su música, también innovó el cantante con su forma espasmódica de bailar. Cuando el grupo murió, los otros integrantes formaron New Order, para dedicarse al pop electrónico. Y con una canción de New Order fue como acabó el documental, lo que hizo que me flipara y tuviera que volver a escuchar algún tema de ellos. "Sin New Order, los rockeros aún oirían sólo rock" (dicho por New Order).

La buena música nunca muere, Ian Curtis siempre estará vivo cada vez que le oigamos. Para la historia, canciones como Love Will Tear Us Apart. Aquí está la traducción, él en estado puro.