sábado, 18 de febrero de 2012

Apollo 440 - The Future's What It Used To Be, sucumbiendo al dubstep

Cualquiera que haya jugado al Need For Speed o estuviera en el meollo electrónico en los 90 conocerá el famoso tema Ain't Talkin' 'Boud Dub de Apollo 440, con aquel riff sampleado del clásico de Van Halen; o también el célebre Stop The Rock. El caso, es que los ingleses han editado ya su quinto álbum, The Future's What It Used To Be. Con veinte años de trayectoria en el mundo de la música y una electrónica cercana a la de Crystal Method, en la que han coqueteado con el rock y el big beat más contundente, han acabado por sucumbir a una de las modas de la actualidad: el dubstep machacón.



En cierta forma, y viendo el frenetismo y la potencia de sus primeros trabajos, esta evolución parece lógica. Otra cosa ya es que entremos en si nos gusta el dubstep salvaje y drum n bass que están llevando a cabo ahora la mayoría de los británicos o si se podía esperar más de Apollo 440. Seguramente a los acérrimos de toda la vida no les haga mucha gracia. Es otro disco más que se rige por los patrones facilones del dubstep que golpea continuamente, que nos están avasallando continuamente. Ahora mismo le pegas una patada a una piedra y salen cuarenta artistas que se dedican a hacer esto.
No obstante, tampoco es todo lineal. Es sobre todo en la primera mitad de The Future's What It Used To Be cuando se abusa de este sonido.

Stay Frosty, el tema que abre, es un tema dispuesto a partir la pista, como el que le sigue, que es el que le da el nombre al disco. La verdad que aunque se hayan subido al carro del dubstep, le han dado un toque personal, aplicando los ingredientes que en antaño utilizaban. Además, también han incluido en algún tema raíces que provienen del dance de los 90, como por ejemplo Smoke & Mirrors y A Deeper Dub. A partir de aquí el disco se vuelve más tranquilo, con temas omo Love Is Evil, Motorbootee o Fuzzy Logic, que son más propios de la propia idiosincrasia de Apollo 440. En medio de la transición a esta segunda parte del álbum se encuentra quizá la mejor canción del disco: Odessa Dubstep, un tema con aires épicos y vertiginosos en el que colaboran con ТНМК, una banda ucraniana.



Aunque Apollo 440 han sucumbido a este explotado dubstep y break beat que tanto se lleva ahora, lo que a más de uno le puede resultar decepcionante, el disco contiene algún tema salvable. También en parte porque lo han llevado a su terreno, donde se ve cuál es la auténtica personalidad del grupo. El ejemplo, Music Don't Die.


3 comentarios:

B-Face dijo...

Como me gustaban Apollo 440... y que pena que lo último potable que tengan sea el tema principal de la peli Los Angeles de Charlie. Todavía conservo su Gettin High On Your Own Supply

Pablo S dijo...

Han acabado sucumbiendo a la electrónica facilona que se practica hoy en día. Estar tanto tiempo parado y volver para esto... Psee... bueno...

Greensoul dijo...

Creo que no he escuchado el mismo disco que tú porque ni el primero ni el segundo tema me parecen Dubstep.
Me parece muy Apollo 440 pero sí que es verdad que es flojito.