viernes, 4 de febrero de 2011

White Stripes se separan para ¿siempre?


Aún recuerdo cuando vi por primera vez el videoclip de Dead Leaves And The Dirty Ground en Telehit. Era un grupo que no conocía, y la canción era brutal. Una flipada para mi hermano y para mí. Me acuerdo sólo de la primera vez que oí a determinados grupos. White Stripes es uno de ellos. Dúo en este caso. Desde ese momento, Jack y Meg White se convirtieron en uno de esos combos a los que no podía perderles la pista, lo que se confirmó cuando después vino Hotel Yorba.
Dos años después llegaría Elephant, el álbum que les catapultó a lo más alto por culpa de canciones arrolladoras como Black Math, I Just Don't Know What To Do With Myself, The Hardest Button To Button, Hypnotize, The Air Near My Fingers... y sí, obviamente Seven Nation Army. Más conocida por los garrulos como el "lo lo lo lo lo" (interpretar con el ritmo de la canción). Un tema que parece que se haya hecho más pupular, ojo, que La Macarena. Y eso ya es decir. A veces me resulta aborrecible, sobre todo cuando los del "lo lo lo" usan esas tres sílabas para canturrear en cualquier festival. La culpa la tiene Jack White, por idear esa combinación de guitarra emulando al bajo hasta que aparece el eléctrico estribillo, arrolladora para un gran número de mortales.

Los White de sus principios son dignos de escuchar muy detenidamente, podría representar una sorpresa para los que no conocen vida más allá del Elephant y posteriores. Yo lo comprobé una vez. En su debut, se dejaba entrever ese aire fresco de garage y blues-rock que les caracterizaría en los años siguientes. Fue en sus inicios cuando más cerca estuvieron de ese blues-rock; con un The White Stripes que parecía hecho con tres acordes y que era demasiado largo, y con un De Stijl más corto pero mejor: más variedad y con los justos arrebatos de energía para no caer en lo repetitivo.
Tras un buen White Blood Cells, que a pesar de que es más de lo mismo y uno puede empezar a aborrecerlo, llega el Elephant. El primer álbum que sacan con una diferencia de dos años respecto al anterior trabajo. Y vaya usted a saber, precisamente el primero en el que el propio Jack White se encarga de la producción "para explotar toda su creatividad", cómo él mismo afirmó, se convierte en el éxito total. Y así es como se creó uno de los mejores discos de la década.

Y con ese intervalo de un disco cada dos años, para que la creatividad de Jack se tome un respiro, llega en 2005 Get Behind Me Satan, el menos guitarrero. Además, empiezan a utilizar el piano y otros arreglos para la producción que no habían usado antes. Para la despedida, Icky Thump, gran trabajo donde por momentos se vuelven caóticos como no habían hecho antes en sus discos anteriores.

Esta es brevemente la discografía de los White Stripes, la que les ha hecho ser uno de los grupos imprescindibles de la década de los 2000. Para el recuerdo quedarán sus canciones. Mostraron como convertir algo simple, una guitarra y una batería, en una explosión de música enérgica y de calidad.
Uno de los daños colaterales de su éxito es que relegaron a un segundo plano a los Black Keys, que como mínimo, tienen el mismo talento.

La verdad es que es algo que sólo era cuestión de tiempo, teniendo en cuenta los proyectos paralelos de Jack White con Dead Weather y Raconteurs. Ahora Meg podrá dedicarse a lo que quiera. ¿Podían haber hecho una gira de despedida? Pues sí, pero bueno, siempre se pueden juntar dentro de unos años, que parece que está de moda.
A pesar de que la noticia cayó como un jarro de agua fría, al menos han tenido señorío a la hora de despedirse. Han dicho que se separan "para preservar lo bonito y especial de la banda y mantenerlo así". En cierto modo, es mejor ahora que se separen ahora y así para que no estropeen su discografía y se arrastren como hacen otros. De todas formas, se seguirá mostrando material inédito de la banda a través de la discográfica.

Quizá ha habido demasiado bombo con los White, pero no se les puede negar que han sido grandes.



"The White Stripes ya no pertenecen a Meg y Jack. Os pertenecen ahora y siempre que lo queráis. La belleza del arte y la música permanecen para siempre si la gente lo desea".














3 comentarios:

Anónimo dijo...

como ya te dije, a mi lo que más me joroba es que no haya tenido la oportunidad de verlos en directo. Y tiene razón mejor quedarnos con un buen sabor de boca que empezará una degeneración en su música,pero bueno eso es una cosa que por ahora no sabremos, partidaria de que se junten en un futuro... así sea para una minigira. todo se verá

tan hijo del caos dijo...

Pésame

Pablo S dijo...

Pues sí "anónima", a todos nos dejan con el mono de verlos en directo. Aunque con esto de las reuniones años después nunca se sabe.
De todas formas, parece que ya se le acababan las ideas con WS...

Gracias por el pésame, Hijo del Caos, lo estamos pasando mal xDD