viernes, 31 de diciembre de 2010

Mis 10 discos de la década

Hoy muestro la lista que tengo en mente desde hace unos meses. Probablemente no tengo mucha sorpresa, si bien porque creo que está bastante claro lo que ha mandado en estos años 2000 (2001-2010). Y no hablo en calidad, sino también en cuanto a repercusión. Hay algunos discos que me gusten más que estos, pero quizá no han sido trascendentes de alguna manera para esta época. Es probable que se me vea el plumero, pero si nos ceñimos a 10, hay muchas cosas que quedan fuera, que lo no quiere decir, ni mucho menos, que no lo haya escuchado hasta aborrecer. Intentaré ser objetivo (si bien la objetividad existe), entendiendo por esto, las cosas que han tenido importancia, independientemente de que me gusten más o menos. Pero algo de subjetividad no vendrá mal.

10. ARCTIC MONKEYS - WHATEVER PEOPLE SAY I AM, THAT'S WHAT I'M NOT (2007)
No soy un gran fan de este grupo de chicuelos. De hecho, no entiendo que se haya liado tan gorda porque no me parecen para tanto. No me parecen para tanto por sus dos últimos discos, porque este, el primero, fue un gran debut. Es uno de los grupos que mejor representa el avance de internet, medio por el que se dieron a conocer. A base de guitarrazos se hicieron un hueco como uno de los fenónemos de la década.



9. THE ORGAN - GRAB THAT GUN (2004)
Podría haber puesto otros grupos más representativos y exitosos del post punk, como Interpol o Editors. Pero ninguno de ellos me llegan como me llega The Organ. Un grupo que me emociona. Una pena porque sólo sacaron este maravilloso disco antes de disolverse para siempre. Sonaban muy melancólicos. He de reconocer que la voz de Katie Sketch me puede. Su mejor arma no es sólo su música, sino la complementación de esta con la voz de su cantante.



8 FRANZ FERDINAND - FRANZ FERDINAND (2004)
Uno de los fenónemos de los 2000s es sin duda este grupo de Glasgow. Pusieron medio mundo patas arriba con Take Me Out. El disco es como un chute de adrenalina para darlo todo en la pista de baile. Canciones de pop indepentiente con un toque bailongo al que pocos se pueden resistir. Y ojo a algunos guitarrazos de Nick McCarthy.



7. WEEZER - GREEN ALBUM (2001)
Uno de los noventeros que parecía que iban a seguir en punta de lanza, pero desgraciadamente, este fue el último gran disco que firmaron. Era un disco más juvenil que el anterior y gran Pinkerton, pero completo y pegadizo hasta límites insospechados. Sobre la mente colectiva aún flota Island In The Sun. Una pena la trayectoria del grupo, porque a pesar de que en Maladroit tienen varios hits, se han ido desinchando con el paso del tiempo. Este año se han recuperado algo.



6. RADIOHEAD - HAIL TO THE THIEF (2003)
Mientras exista Radiohead, estoy seguro de que seguirán firmando algunos de los mejores trabajos de la década en la que nos encontremos. La verdad que tenía pensado poner Kid A, pero es de 2000. Pero no pasa nada, tenemos Hail To The Thief. A pesar de que a algunos no les gustó la evolución a partir del Ok Computer, en este trabajo rebajan el infumabilismo electrónico de Amnesiac. Vuelven a experimentar con el rock y la electrónica de una forma más accesible. Algunos temas podrían ser parte del OK.
Los coros, excelentes, como siempre.



5. WHITE STRIPES - ELEPHANT (2003)
Abre con una de esas canciones que más aborrezco ahora: Seven Nation Army, una de las que ha marcado a la generación MTV. La culpa la tienen Jack y Meg White por componer ese agujero negro de energía. La verdad que he estado a punto de poner el White Blood Cells, el anterior. Pero joder, es que en este disco sudas de escuchar solo las canciones: Black Math, I Just Dont Know What To Do With Myself, Hypnotise, Black Math, The Air Near My Fingers... Nada que envidiar a cuando eran más garageros.



4. YEAH YEAH YEAHS - FEVER TO TELL (2003)
Aún recuerdo caundo descubrí este grupo, fue además gracias al glorioso canal Telehit. Un día escuché Pin, que me moló. Hasta que otro día vi el videoclip de Maps. Se me pusieron los pelos de punta. Por aquél entonces yo grababa videoclips en una cinta VHS, así que grabé Maps para verla a diario varias veces.
Algo estaba pasando en New York, los Strokes no eran los únicos que estaban de moda en aquel momento en la ciudad. YYY sacó esta auténtica descarga de rock para que, a día de hoy, algunos nos enchufemos con este punk rock barroco.




3 MUSE - ORIGIN OF SYMMETRY (2001)
Sí, puede que el fenómeno Muse se haya masificado e incluso les haya sobrepasado, pero al Cesar lo que es del Cesar. Los de Matt Bellamy han sido los que han llevado la batuta del rock en esta década, a pesar de esa opera-rock de The Resistance que no ha convencido a muchos o haber compuesto un tema para Crepúsculo. Showbiz ya era un gancho de derecha con temas como Phillip, Unintended, Uno, Sober o la grandiosa Museum Muscle. Pero con Origin of Simmetry demostraron que su debut no fue un espejismo. Muse trajeron de vuelta la parte titánica del rock que se había perdido con los 90, ese rock de estadio de los Queen, U2, los Stones o Springsteen. Hace falta estar muy ciego para no ver la grandeza del disco, sólo hay que dejar las primeras seis canciones. La seis, Citizen Erased, es probablemente la mejor canción de la década, o al menos una de las cinco mejores.



2 STROKES - IS THIS IT (2001)
El grupo que gusta a todos. El que devolvió la vida a New York. Strokes vinieron en el 2001 para revolver el panorama musical de la mano de un disco brillante con un sonido garagero que se ganó el fanatismo de muchos, de cualquier fan del rock. Porque para que a uno no le guste esto ya tiene que tener un gusto sibarita extremo. Son canciones que parecen sacadas de un tugurio de los años 70. La culpa de que muchos hoy se quejen de Strokes la tiene este disco. Y es que con el paso de los años se han alejado algo de este sonido que los encumbró a lo más alto. Es un álbum especial, con canciones preciosas (dejémonos de eufemismos) como Barely Legal, Someday, la idolatrada Last Nite o rock 'n' rolleras como New York City Cops. Aunque mi preferida siempre será esta.



1 ARCADE FIRE - FUNERAL (2004)
Hay algunos discos que son aceptables, otros que son buenos o muy buenos. Pero hay pocos que rocen la excelencia. Este es uno de ellos. Y más si es de una banda que debuta. Debido a algunos factores, no fue un disco que triunfara con millones de fans como Franz Ferdinand. Este último fue uno de los causantes, el mundo se volvió loco con los escoceses. También tuvo que ver que fue lanzado por una discográfica independiente (Merge Records). Pero esto no impidió que dejara a la otra parte del mundo boquiabierto. Fue como una zancadilla por la espalda, algo que nadie se esperaba. Estos canadienses crearon algo diferente, un rock barroco fundamentado en instrumentos poco habituales como violines, acordeones, xilófonos... No es un grupo que tenga solos de guitarra espectaculares, o sonidos distorsionantes de otro mundo. Aquí el uso de esa combinación entre instrumentos convencionales y no tan corrientes son los que consiguen que Arcade Fire sea un grupo especial. Cada detalle hace grande a la canción, a veces rozando lo épico. El mismo Win Butler ha destacado Neutral Milk Hotel y Pixies como referencias clave. Eso explica muchas cosas.

Una obra magna que quedará guardada para siempre en los anales de la música y del que escribe, que nunca olvidará la primera canción que escuchó de ellos: Power Out



Un par de mis joyas preferidas (escúchese detenidamente y con auriculares):






Otras cosas que pasaron en estos años.
Pues por ejemplo los post punk que no he puesto, como Editors o Interpol. La maduración del post rock con grupazos noveles como Explosions In The Sky o veteranos como Mogwai.
Contemporáneos de Franz Ferdinand que quedaron algo en la sombra por culpa de estos como Bloc Party o Kaiser Chiefs.
El retorno del britpop a pequeños circuitos con Pete Doherty.
Reminiscencia a los 70 con Black Keys.
Grupazos de rock a los que no se les prestó tanta atención como Les Savy Fav o The National. O Metric.
Buenos grupos en la segunda mitad como Klaxons, MGMT o The Big Pink...
La combinación del rock con la psicodelia y la electrónica con Animal Collective.
Rock de libro con Queens Of The Stone Age o The Horrors...
Grupos interesantes y raros como Xiu Xiu o Blank Dogs.
Folk alternativo con Julie Doiron o Chad Vangaalen.

En electrónica:
Canciones de Daft Punk que aún hoy se escuchan en la discoteca, la cuestabajo de Chemical Brothers. Innovaciones con artistas de tanta clase como Burial, Fuck Buttons o Salem...


Por último, gracias a todos aquellos que llegáis aquí (ya sea de rebote o a propósito), a los que comentáis, a los que soportáis mi continua publicidad por las redes sociales... Que musicalmente, vivamos una gran década venidera.

11 comentarios:

regateyfinta dijo...

Pues sí, grupos como Strokes, Arcade Fire o Muse mantienen muy vivo el rock y le dan esa grandeza. Muse han calado muy hondo últimamente en la gente sobre todo gracias a su aparición en muchas bandas sonoras (Radiohead también aparece en la BSO de Crepúsculo y no por eso son peores). Otros grupos como Radiohead han bajado el nivel, en mi opinión, demasiado experimentalismo en sus discos, sí, Hail to the thief es menos experimental, pero aun así no llega al nivel alcanzado en sus tres primeros discos. En definitiva, la década ha estado muy bien, ha sido la década en la que he formado mis gustos musicales y la verdad creo que ha salido bastante calidad, grupos como Kings of Leon creo que deberían aparecer, aunque sea por su primer disco.

Abraxas dijo...

Bastante de acuerdo con toda la lista, aunque para mi el de los Strokes siempre estará en la cúspide ;)

Un saludo.

Pablo S dijo...

Hombre yo también prefiero los tres primeros discos de Radiohead, prefiero esa época que la de los 2000s. De todas formas algunos dicen que In Rainbows es la releche, pero eso ya son gustos. Con lo de Crepúsculo no quiero decir que sean malos, obviamente, simplemente que se ha masificado. Radiohead no han sido tan criticados por eso salir en la bso porque la gente le tiene más manía a Muse, creo. Y Kings Of Leon, la verdad que un día tengo que ponerme con la discografía, pero había tantas cosas para poner sólo 10...

Y, sinceramente, Abraxas, creo que los tres primeros puestos se pueden alternar sin problema alguno, pero alguno tenía que ser el 1. Ahí ya tiran las preferencias.

Cesco dijo...

El pueblo exige una playlist B-Side en Spotify...siempre seria interesante tenerla a mano para escucharla!

Por otro lado el post ha quedado genial, has intercalado palos con flores y a pesar de alabar a los grupos no ha quedado lameculero.

Good job

Pablo S dijo...

Graccie tanti, Cesco. Me honras con tu presencia. Me pondré manos a la obra con la lista spotify. Mientras le puedes hincar el diente a otras que tengo!

Iñaki dijo...

Hey tio genial tu blog, es muy bueno encontrarse autenticas paginas especializadas en la buena música. Un abrazo y aer cuando ns tomams unas birras xavaloteeee

Pablo S dijo...

Cuando vos queráis Don Ignacio!!
Siempre estoy abierto a una buena birraca
1saludo que hace mil que no te veo

iaGo dijo...

Una buena lista, creo que los primeros puestos son muy adecuados. Yo camnbiaria el de Radiohead por In Rainbows, pero bueno, son apreciacioes personales.

Pablo S dijo...

Hombre está claro que la lista tiene más de subjetiva que de objetiva, creo. No concibo esta lista sin que estén los de arriba en esos puestos.
Gracias por comentar

Visel dijo...

y estos dos discos perfectos?
y el orphans de waits? (que son tres)
y el modern times de dylan?

Pablo S dijo...

No soy un especial fan de Waits ni de Dylan. Esta lista es subjetiva, he intentado combinar los discos que más me han gustado con los que más repercusión han tenido, aunque elegiendo sólo 10 de una década es inevitable que algo se quede fuera.

Les echaré un ojo a ver qué tal!