domingo, 4 de diciembre de 2011

Crónica INDIELX, el vetustazo definitivo

Un inesperado visitante se ha cernido sobre Elche este año, el INDIELX, organizado por la gente del Low Cost. Con una estructura similar a la del FIZ, cuatro ó cinco conciertos a un precio razonable, el Indielx puede ser el complemento perfecto para una ciudad que se está volviendo cada vez más musical, ya sea con el Vinalopop, Camelot y la sala La Llotja, si es que vuelve.
En cualquier caso, fue un rotundo éxito, lleno hasta la bandera y con una buena organización, pocas colas y precios estándar. En cuanto a lo musical, grupos noveles que luchan por hacerse un hueco y otros de sobra consolidados. Estos fueron los protagonistas.

OH, LIBIA!

El no hacer los deberes en casa a veces hace que te pierdas cosas muy interesantes en los festivales. Eso fue lo que pasó ayer con Oh, Libia! Puede que por el nombre pareza un grupo más; y puede que lo sea, o no. Oh, Libia! tienen maneras y lo demostraron ayer. Son ocho personas en el escenario y una mezcla de nacionalidades. Uno de los detalles por los que no hay que tomarles en broma es que su disco de debut ha sido producido en Boston por Ken Stringfellow, que ha tocado en bandas como Posies o REM. Él también se vio sorprendido por su directo y se dignó a hacer un trabajo con ellos. Ayer, aunque no había mucha gente, los poco que estuvismo pudimos disfrutar de un buen directo. Tienen un toque shoegaze y psicodélico a la vez muy a tener en cuenta. Repasaron discos de su debut, Oh, Libia!, lanzado el año pasado. También hay que tener en cuenta el hecho de que el cantante sea inglés, J.T. Prewitt, que por cierto finalizaó el directo utilizando un vocoder. Algo poco habitual en un concierto y que siempre gusta de ver por ver lo que pueden hacer estas maquinitas. Si hubieran tocado más tiempo y después, otro gallo hubiera cantado.

SUPERMOSCA
Después fue el turno para estos valencianos, que aunque por nombre podría parecer que hacen música más o menos liviana, demostraron poderío en su actuación. Tras varias idas y venidas de la formación, ya se ha quedado la fija y están ahora de gira presentando Sangchilli 1935, su nuevo álbum. Están dándose a conocer por las salas del país y de momento dejan buen sabor de boca, como ayer. A lo largo del concierto se iba sumando más gente y más de uno empezaba a moverse al son de su intensa música, con especial mención a los ritmos que marcaba el bajista. Pero al final en lo que más veces acaba fijándose uno es en los guitarristas, que en Supermosca dieron la talla. Mientras uno portaba el gorro de Manu Chao y jugueteaba con el teclado, el otro se dedicaba a tocar el instrumento con una baqueta para aumentar la distorsión en La Trapecista. También acababa bien desfogado con Paraguas Para Lágrimas.

VARRY BRAVA
En la actuación de los orihuelanos ya estaba prácticamente lleno el aforo, que aunque habían venido a ver al plato gordo, también había más de uno que había venido a verlos. Se notaba por la conexión entre el grupo y bastante parte del público. Varry Brava no es que sean unos músicos complejos, se hagan punteos impresionantes o te suban al séptimo cielo, pero tienen una vitalidad impresionante. Lo demostraron con
No Gires y el coreado "papapa", con la gente botando y empezando a bailar de una forma efusiva. La actuación de los 'zagales' desprendía una gran energía y buen rollo, que fue el que se contagió a los asistentes, que bailaron de lo lindo con temas como Radioactivo o la versión que tocaron de los Golpes Bajos, Fiesta de los Maniquíes. También anunciaron que están preparando nuevo material, del que presentaron una nueva canción.


MAGA
Llegaba la hora de los dos platos fuertes de la noche y el primero turno fue para los sevillanos y veteranos Maga, que estuvieron presentando su nuevo disco, Satie contra Godzilla. Tras diez años a las espaldas, los sevillanos mostraron recordaron sobre todo temas de sus últimos discos, exceptuando alguno de sus clásicos claro. Por momentos se notaban sus raíces de pop-rock oscuro, cercanas a grupos como Echo & The Bunnymen. Fue un directo realmente bueno, tocaron sobre 40 minutos como sus compañeros anteriores, pero demostraron por qué ellos ya tienen el prestigio, con un repertorio de más calidad. Uno de los temas con los que empezaron fue Hasta Despertar, de su nuevo álbum. A pesar de el frío que tenían, como comentarno, no se amilanaron y se arrimaban al público para arengarle. Continuaron repasando su discografía con Sal Y Otras Historias, una de las grandes como Diecinueve, que posee la atmósfera típica del grupo... Hasta que llegó el momento de los hits con su nuevo éxito, la eléctrica El Ruido Que Me Sigue Siempre, con todo el público tarareando y las manos alzadas. Y para cerrar se despidieron con Agosto Esquimal, envueltos en el ritmo creado por la batería y el teclado.

VETUSTA MORLA
En 2008 ya tocaron en Elche en El Escorxador, una sala que tendrá un aforo de unas 300 personas a lo sumo. Ayer lograron llenar el recinto hasta los topes con unas 2000-2500 personas. Desde entonces sólo ha pasado un disco nuevo, pero no sólo eso; la consagración de todo un fenómeno de masas, capaz de unir en un mismo concierto a gente de muy distinto gusto musical. Ahí reside la importancia de Vetusta, que ha conectado a las mil maravillas con varias generaciones jóvenes y no tan jóvenes, a través de letras comprometidas, cerebrales y una dosis de perfecto pop rock con raíces independientes.
Ayer desmotraron ser unos excelentes músicos y una actitud que han mejorado en sus directos con el paso del tiempo. Al ser el cabeza de cartel hicieron lo que les dio la gana, tocando dos horas y entregándose al público en un conciertazo. Sus canciones funcionan en directo como un reloj suizo.
Tocaron íntegro el Mapas, empezando con Los Días Raros y ese ambiente tan íntimo que crean, para aumentar después la intensidad y volverse locos en el escenario. Pasaron después a Boca En la Tierra y Cenas Ajenas, para preparar el terreno con las dos canciones que más han marcado de su debut: Copenhague y Un Día En El Mundo. Y así es como se hace uno con las masas, creando himnos que han marcado a muchos. Dos odas a la superación que han descrito la banda sonora de muchos.


Siguieron descubriendo Mapas con Escudo Humano, Maldita Dulzura, En El Río... para volver a exaltar al público con Sálvese Quien Pueda, Valiente y la gran Saharabbey Road. En esta última, como viene siendo habitual, gracias a la voluntad del grupo y sobre todo la de los asistentes, se estiró el "lololo" (gracias a Dios no el de Seven Nation Army) varios minutos. Los miembros del grupo tenían miradas repletas de satisfacción entre ellos y con el público, sabedores de lo que han logrado. Quizá ni ellos mismos se lo imaginan. Sabiendo que ellos eran las estrellas de la noche, se gustaban continuamente, con un Pucho muy hablador y en la segunda mitad fue cuando más emotividad hubo sobre el escenario. Aprovecharon para tocar temas poco habituales en sus tracklist, como Un Plan Mejor -la dedicada a la lucha contra el SIDA-,  Al Respirar o Mi Suerte, otra también poco corriente.  Para despedirse, pero de cara al bis, sonó una de las grandes del debut, Rey Sol. Y tras el descanso y vomo siempre, para El Hombre del Saco se pusieron delante la percusión, para tocarla junto con la batería y crear más potencia. Tras el mejor tema del disco, vinieron Baldosas Amarillas y como manda la tradición, La Cuadratura del Círculo, con prácticamente la mitad del grupo tocando la percusión y el resto las guitarras. Ese gran final de la canción se vio multiplicado y sumergió el concierto en una selva de ruido percusionista que ya podía haber durado 10 minutos, porque era un goce. La vuelta del bis fue el momento para las experimentaciones y la espontaneidad, pues el principal guitarrista estuvo unos segundos sacando de su aparato un sonido que era más bien típico de Tom Morello, con unos sorprendentes pitidos.
Vetusta desmotraron lo que les hace grandes.

12 comentarios:

B-Face dijo...

"se estiró el "lololo" (gracias a Dios no el de Seven Nation Army)" jajajaja Muy acertado. Sabes que en otra tesitura no habría fallado. De hecho creo que después de la actuación de Laurent Garnier me tocará escucharlo ¡INFAMIA!

Pablo S dijo...

Ya tio, es incombrensible que se escuche en uno de electrónica y no en uno de 'indie'. Es indignante¡¡!!

Esther dijo...

En esta ocasión discrepo un poco con tu opinión.
En primer lugar pienso que no se puede comparar festivales, pues siempre hay uno que sale perdiendo, y en este caso pierde el Indielx si lo comparas al FIZ (Vetusta Morla, James, Triángulo, Delorean, Stanstill,Chelis DJ Kele Okereke,DJ set Ms. Von Disko, Pendejo Dj,Sweet Sinners,The Faith Keepers). En este caso SÍ fueron seis conciertos más DJs a un precio razonable, nada comparable a mi juicio, con tu aclamado Indielx. Y si entro a valorar los espacios escogidos tampoco sale Elche bién parada, pues en el FIZ contaron con un auditorio donde cabían más de 6000 personas, dos salas habilitadas para los conciertos, nada de colas, y sobretodo poder entrar y salir a tus anchas y una plaza en la puerta donde hacer botellón con buen ambiente.
En segundo lugar hablas de un rotundo éxito, lleno hasta la bandera y creo recordar que a una semana del evento cambiaron la localización, precisamente por lo contrario, por falta de gente que llenara las 5000 plazas que ellos querían meter en la UMH.
Creo que tu amor por la música y el gustazo de tener buenos conciertos en tu ciudad, te eclipsan tu objetividad a la hora de valorar el Indielx.

Pablo S dijo...

Bueno para eso están los juicios personales, yo creo que 20€ es un precio razonable. Ves a dos buenos grupos como son Maga y Vetusta y a tres más, que la mayoría despreciáis a priori sin haberlos visto. Os aseguro que os hubiera molado Oh Libia por ejemplo. Pinchadlos en el spotify y lo comporbaréis. Además, sale a menos de cinco euros el concierto. Puedo entender que que quizá no estemos de acuerdo con el cartel y el precio. Pero qué precio le pondrías tú a un festival que te trae cinco grupos, de ellos dos buenos buenos buenos y uno 'conocido'? 10€, 15€?? Entiendo que la situación económica es la mejor, pero tampoco se puede exigir un precio regalado.

En cuanto a cartel, por supuesto que sale perdiendo el Indielx si lo comparas con el cartel del FIZ, pero sí que son similares en cuanto a ser un festival rápido: varios conciertos y para la casa. El precio del FIZ no es razonable; es irrisorio. Obviamente traer eso requiere de un gran presupuesto, que desconozco cuál era el del Indielx.
Por otra parte, si no estuviste en el festival no sé cómo puedes saber cómo estuvo la organización, las colas no duraban nada. Un minuto como máximo, algo que creo que es bastante asumible. No voy a entrar en lo de si puedes entrar y salir cuando te dé la gana, está claro que lo mejor es que uno pueda hacerlo a cualquier hora. Aquí se podía hasta las 22:00. No es lo mejor pero mejor eso que que no se pueda salir.

Que yo hablo de un rotundo éxito? Bueno digo lo que vi. Un recinto lleno. No sé por qué lo cambiaron, pero desde luego los rumores son varios, también se dice que no requerían de licencia para tocar en el pabellón. Si no se llena cero que es por culpa de la gente. Quizá deberías haber estado dentro para juzgarlo objetivamente.

Magli dijo...

Pues a mi particularmente me encantó el directo de Oh, Libia!. Suenan realmente genial

Pablo S dijo...

La pena es que entré con el concierto empezado, pero a mí también me dejaron buenas impresiones, sí.

Regate y Finta dijo...

Analizando fríamente el precio no es caro, pero el rotundo éxito habría que reducirlo un poco, pues se tuvo que cambiar el aforo en última instancia.

En cuanto a Vetusta Morla, un gran concierto, pero sigo esperando mejores condiciones de sonido. Otra vez más solo pudimos escuchar al Pucho al 100% en el bis de tres canciones. Anteriormente la voz seguía sin sonar del todo bien, y si encima le sumas "grupis" chillonas al lado, el concierto te desmotiva un tanto. Pero bueno, los himnos son los himnos.

Pablo S dijo...

Bueno yo es que tampoco sé por qué se cambió de recinto. Si fue por no vender entradas, obviamente no fue tan éxito; pero sí lo fue en cuanto al festival en la Rotonda.

Y mira en lo de Pucho tienes razón, se me ha pasado comentar que había estribillos a los que no llegaba. Aunque habrá que ver si es cosa del sonido o cosa de la voz de Pucho. Yo creo que más bien la segunda.

Esther dijo...

Lo primero decirte que no desprecio ningún grupo del Indielx, simplemente no puedo comparar sus cachés a los de los grupos que fueron al FIZ, Oh Libia serán muy buenos, pero cobran mucho menos que Delorean o Standstill y es en eso en lo que me fijo, son grupos de poco caché(excluyendo a Vetusta que cobran sobre los 25.000 euros) para el precio de la entrada.
Por otro lado decirte que la organización de un evento no solo se hace el dia del evento, y yo de la organización de ese dia no he dicho nada todavía. No hubo colas ni nada, pero fuera no había una sola luz, ni aparcamiento reservado, ni un cartel que dijera por donde se iba a los conciertos, ni una entrada clara, vamos que yo que soy de Elche dudé si el festival se hacía allí o en otro sitio. Que no haya entrado al recinto no quiere decir que no pueda valorar la organización hasta ese dia, que fue a mi juicio mala, por no decir pésima.

Chinorris dijo...

Hombre, a mi me parece que si están llenando allá donde van y en algunos lugares tienen que repetir concierto poque agotan en horas, que en Elche sólo vayan 2000 personas eso no es una buena organización. Porque si el precio era un chollo y la organización la hostia... ¿Por qué un aforo tan limitado? Yo lo achaco a los organizadores, que no habrán sacado ni un duro. No podemos quedarnos únicamente con si había colas en los aseos, un poco de amor propio por favor!

PD: Han creado cuenta en twitter el día después de celebrarlo.Buena promoción.

Anónimo dijo...

El INDIELX no ha salido a cuenta. El caché de los artistas no se ha pagado con lo que se ha vendido de entradas. Les ha faltado peña por un tubo. Por cierto, dudo que el Low Cost pueda seguir trayendo a artistas de la altura de los Placebo etc. etc. Los ayuntamientos ya no tienen ninguna necesidad de comprar votos con subenciones culturales. Estos de Alicante están tanteando el terreno en Elche pero creo que no saben dónde se han metido...

Pablo S dijo...

@Esther en eso te doy la razón, evidentemente no tienen el mismo caché, no sé de dónde se habrán sacado la magia en el FIZ porque con ese cartel, ese precio y como están las cosas... Pero bueno cada ciudad y ayuntamiento son un mundo. Obviamente el festival también tiene que sacarse un beneficio, aunque pueda poner las entradas más baratas para traer a grupos, sigo pensando que 20 está bien.
Ahora eso sí, toda la razón en lo de la señalización exterior, yo me suelo ceñir -salvo en algún caso- al interior del festival.

@Chinorris Totalmente de acuerdo en lo de la promoción exterior y el twitter y lo sé de bien cerca, esperemos que en este aspecto mejoren para el futuro. En cuanto a lo de las colas, obviamente no vamos a alabarlos por eso, pero siempre son detalles que se agradecen en un festival. No he dicho que 20 sea un chollo (eso el FIZ), he dicho razonable. La promoción podría haber sido mejor, sí, pero creo que también no ha habido tanta gente simplemente por que consideraba que el festival no valía 20 euros. Por cierto, lo de la organización a priori no se sabe nunca.

En cuanto a lo que comenta Anónimo, la verdad que eso son cosas que yo al menos no sé, pero desde luego lo que dices del Low no me parece descabellado. Las primeras confirmaciones han sido nacionales, aunque no tiene nada que ver, supongo que se estarán guardando lo fuerte.