domingo, 24 de octubre de 2010

Fuck Buttons. Las palabras sobran

Burial, Caribou, Nathan Fake... Cada vez son más los artistas electrónicos no convencionales los que me sorprenden. Aquí otro de esos.

Emepecemos describiendo que es un Drone: "efecto armónico o monofónico o de acompañamiento en el que se utiliza una nota o un acorde durante la mayor parte o la totalidad de una pieza".
Dicho esto, a simple vista se puede caer en la tentación de que puede ser algo aborrecible. Y puede serlo. Pero no cuando estos drones salen de las brillantes mentes de Andrew Hung y Benjamin John Power, o lo que es lo mismo, FUCK BUTTONS.

Es la típica historia de dos tipos con inquietudes que se conocen en la universidad. Tras empezar a toquetear aparejos estándar como teclados, y no tan estándar como un juguete de karaoke de Fisher Price, editan en 2007 su primer single "Bright Tomorrow". Al año siguiente, su primer disco Street Horrrsing. Las revistas y críticos especializados están boquiabiertos, nunca han escuchado algo parecido. Es nuevo y por lo tanto, difícil de etiquetar. Además es curioso, porque Bristol (su ciudad), es conocida por ser la ciudad del triphop. Pero esto... Esto es diferente.

La electrónica avanza a pasos agigantados, cada vez se descubren nuevos horizontes. Y más con artistas como estos "botones". Street Horrrsing, este primer lanzamiento serio, es una aventura por un universo desconocido. Una música que bien podría sonar el día que nació el mundo, o el día que este mismo se acabe. Estos empiezan a transportar tu mente a realidades que nunca antes habías imaginado. Tu cerebro empieza a orgasmear cuando oyes el sonido electrizante de "Sweet Love for Planet Earth" o más aún cuando la cascada de sonidos de "Bright Tomorrow" explota.

En Tarot Sport exploran aún más terrenos vírgenes. El disco ya pone los pelos de punta ya nada más empezar, con "Surf Solar", una de esas que acompañarían la creación del mundo. Del mismo corte es "The Lisbon Maru". Una de las novedades son temas más "raros" y experimentales como "Phantom Limb" u otros más metálicos como "Space Mountain". El álbum da a su fin con "Flight of the Feathered Serpent", que suena como si Orbital y Underworld se unieran para jugar a esto de los drones.

Desde luego que es uno de esos conjuntos que hay que ver en directo. La gente flipa, nadie queda indiferente ante esta tormenta sonora.

Hay peña que ha hecho vídeos con las canciones, y que evocan aún más a esos viajes estelares por el sonido Fuck Buttons:
Surf Solar
Bright Tomorrow

Y más perlas para oír en el lugar más recóndito que conozcas.





1 comentarios:

B-Face dijo...

Sin duda es algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Buen descubrimiento!. Por cierto los videos han sido realizados por el propio Andrew Hung