miércoles, 20 de abril de 2011

Felix Da Housecat - Son Of Analogue, vuelve la creatividad

Hace tiempo que no hablo por aquí de electrónica. Qué mejor forma de rescatar el género para el blog con uno de mis preferidos de siempre, aunque en los últimos años haya flojeado un poco. Se trata del gran FELIX DA HOUSECAT, uno de los estandartes de la segunda ola del House de Chicago.

Como fan de Felix, no me ha gustado la evolución que ha llevado en los últimos años. Me decepcionaron sus dos discos anteriores, Virgo Blaktro And The Movie Disco (2007) y He Was King (2009), en los que explotó su faceta más house y funky. Es incongruente que sea de Chicago y no me guste este tipo de house, pero en sus primeros trabajos era más creativo. A este binomio le faltó ese punto de sal suficiente para que algunos temas de los discos se desmarcaran como auténticos pelotazos de la electrónica. Algo que sí conseguía antes. Véase Silver Screen Shower Scene, Watching Cars Go By, Happy Hour, Glitz Rock, Everybody's Someone In LA... Unos eran contudentes, otros eléctricos, otros tenían mucha elegancia... Pero cada vez es más difícil ver a Felix con otra de estas bombas.

En efecto, me gustan mucho Kittenz And The Glitz y Devin Dazzle And The Neon Fever. Por no nombrar su disco de debut, que ya queda lejos (1995), Metropolis Present Album? Thee Album. Un primer disco brillante, experimentando con techno ambiental y ácido a partes iguales.

Y bien, este año está regalando su nuevo trabajo con la revista Mix Mag: Son Of Analogue.

Después de darle varias vueltas, el disco me convence. Se nota que ha intentado alejarse de los dos olvidadizos trabajos anteriores y se ha adentrado en nuevas experimentaciones. El resultado, un disco variado. Empieza con un buen tema housero made in Chicago. Elegante. Don't Stand. Continúa con Visionzation, con una distorsión al más puro estilo de la guitarra de Mike Oldfield. Y a partir del corte número tres encontramos los temas que podrían ser más típicos de la dicografía de Aphex Twin: Wargames y sus soniditos con coros y envolvencia final, la siniestra Something For Thom, Son Of Analogue (pero sin Bubblebath)... Después encontramos más house típico de sus últimos años, como en Be There Son y la glamurosa I Just Want To.
Para mí lo mejor del disco es el principio y el final, en medio hay un poco de vacuidad creativa. Para afrontar este cierre nos encontramos con la semijunglera Running Man; un gran tema lento para amantes de los sintetizadores con Sad Synth Song; la primigeniaWhat Do You y en penúltimo lugar está la perla del disco para mí: Theorie Domino. Sintetizadores robóticos al canto. Para acabar, I Was There y su final pseudo-dub step.

Con este séptimo álbum de estudio, Felix Da Housecat vuelve a despertar interés, con ideas y variedad en su flamante trabajo. El disco gana en conjunto y aunque no tiene ningún hit que vaya a dar la vuelta al mundo, sí que tiene 3 ó 4 de muy buen nivel. No se está a la altura de sus mejores trabajos -aunque poco falta-, pero después de sus dos últimos lanzamientos, Son of Analogue obtiene un resultado muy positivo. Al menos puede fardar de tener una discografía casi para todos los gustos.

2 comentarios:

Ales Glass dijo...

La verdad es que pude ver a Felix en un Summercase, creo que después de LCD Soundsystem y fue la guinda de la noche.

Y eso que parecía que remezclaba con el winamp o algo asi, pero ni por esas se nos bajo el colocon.

Un saludo.

Pablo S dijo...

Pues envidia me das!! Felix siempre ha sido uno de mis preferidos en electrónica, a ver si lo reclutan para algún festival este año...