martes, 15 de junio de 2010

2010, el año de los retornos

2010 está siendo, y será aún más, un gran año musical. Indudablemente, es la mejor forma de despedir la década: reuniones y giras de grupos clásicos (algunos incluso han pisado España), y nuevos discos esperados que empezarán a grabarse o verán la luz a finales de año.

LAS REUNIONES

No lo voy a jerarquizar en plan "lo más importante al final" para que nadie se me pique.

Así que venga empecemos por The Cranberries mismo. La inconfundible voz de Dolores O'Riordan vuelve a estar por ahí dando que hablar. ¿Quién se querría perder a este grupo clásico de poprock de los 90? Supongo que muy pocos, pero claro, este año hay muchas cosas que ver y uno se ve obligado a priorizar. Ya han estado en Barcelona y Madrid. Estarán en agosto en el Arenal Sound de Castellón. Si puedes, no te permitas el lujo de no oír Zombie, Ode To My Family o Dreams en directo. Se habrán reunido para sacar dinero, pero eso qué importa!!

Pavement, otro grupo pionero que ha vuelto este año. Banda puntera que fue protagonista de ese gran movimiento que tuvo lugar a finales de los 80 y principios de los 90: el rock alternativo. Junto a grupos como REM, Pixies o Throwing Muses, uno de los iconos indie que han sido padres de muchos grupos noventeros. Los hemos tenido este marzo en el Primavera Sound.

A las giras de estos dos se han sumado otros pesos pesados que han tocado o tocarán este año en nuestro país: Pixies, Alice In Chains, Jane's Addiction, Manic Street Preachers, Rammstein, Wilco, Pearl Jam, Iggy Pop, Metallica...

Pero claro, si hablamos de reuniones brutales de este año, nos dejamos en el tintero quizás las dos que más se esperaban, y las dos giran en torno al nombre de Audioslave. En efecto, Rage Against The Machine y Soundgarden han vuelto. La vieja escuela ha vuelto.

Soundgarden. Soundgarden es al grunge lo que Pulp o Ocean Colour Scene al britpop. Me explico, cuando la gente habla de grunge, en seguida piensa en Kurtco y Nirvana, y es normal. Pero Nirvana tuvo dos grandes rivales en su época, éste y Pearl Jam. A pesar de no tener tanta fama, es inconfundible ese sonido cañero de grunge, de rock muy ruidoso acompañado por la voz desgañitada de Chris Cornell. Curiosamente, los tres grupos, aparte de ser de Seattle, coinciden en tener a tres de las mejores voces rockeras de los últimos tiempos: Kurt Cobain, Eddie Vedder, Chris Cornell... En fin, que otro clásico que vuelve a las andadas. De momento, no se sabe qué planes tienen, sólo que estarán en Lollapallooza. Por cierto, vaya cartel...

Y claro, si hablamos de Audioslave y el cantante, sólo falta hablar del resto de los integrantes... Rage Against The Machine han vuelto!!! A mí me ha parecido la mejor reaparición de este año. Menos mal que seguiremos disfrutando de las distorsiones de Tom Morello. La verdad es que me supo mal que se separara Audioslave, y más para que Cornell haga de Enrique Iglesias. Pero al final mira tú por donde, vuelven dos clásicos como la copa de un pinaco. Si van a sacar otro disco, ya esperamos con impaciencia esas letras contra el capitalismo y los gobiernos, los guitarrazos "morellianos" y, sobre todo, ver a Zack de la Rocha gritandoy reivindicando cómo se tienen que lanzar los mensajes.

El gustazo ha sido verlo en directo en el "Rock" in "Rio", quien haya podido claro. Porque los mismos RATM no nos han dejado verlo por la tele, supuestamente porque los derechos van a la SGAE. Aunque sí es comunista tocar con la estrella roja de fondo, no lo es privarnos de verlos. Pero bueno, lo importante es el regreso. Y regresan tocando en un festival donde primero tocan los productos prefrabricados como Hanna Montanah, donde su batería lleva una camiseta de Pixies NO OFICIAL... habrase visto!! Menos mal que en los conciertos de verdad disfrutamos de RATM, Jane's Addiction, Motorhead o Metallica. Por cierto, que flipante poder oír esas guitarras solemnes en las baladas lentas que solo los de California saben hacer.
Si el Rock in Rio no tuviera tanta diversidad y tanta basura, sería un festival de puta madre. Se ha ido degradando con el paso de los años. Pero bueno, suficiente es que han dado la campanada trayendo a RATM y Metallica.

DISCOS VENIDEROS... la que se nos viene encima!!! Vaticino que para el final de este año y principios del próximo habrá que romper la hucha para hacer unos viajecillos.

Empecemos por Interpol. Una de esas bandas que ha sabido canalizar muy bien influencias de la talla de Joy Division o The National. Retratan muy bien esa atmósfera oscura y la llevan a su terreno, donde tienen ese sonido de guitarra tan característico y canciones largas que llevan sorpresa al final. Esperamos con ganas el nuevo disco, para volver a oír temas tan exitosos como Evil, Slow Hands, Obstacle o C'mere. De momento, aquí tenemos Lights, el adelanto del cuarto disco, que saldrá en septiembre. Buena pinta tiene, el final está guapo guapo.
También hay que nombrar a Klaxons, que tienen nuevo material para este año. Un adelanto, Flashover... una pinta tremeeeeeeeeenda.

Pasamos a pesos pesados más pesados (valga la redundancia), con permiso de Interpol.
The Strokes. Hay algunos que se atreven, qué digo se atreven, OSAN!, critircar el tercer disco de Strokes. Pero por Diooos, seamos serios. Por mucho que critiquen, seguro que después en los conciertos se volverán locos con Ize Of The World, Vision of Division, Razorblade o Hearth In a Cage. Es cierto que quizá se dejado algo de lado ese sonido garage (en inglés es con g) y se han volcado más en los virtuosismos de los guitarristas. En Is This It todo era armonía... pero joder, no se puede criticar a esta gente, seamos serios. Son tres discazos como la copa de un pino. Se conoce que Casablancas y Hammond Jr. han hecho sus cosillas por ahí, pero mientras saquen nuevo material... no problem. Supuestamente saldrá a finales de año principios del otro, porque lo han retrasado ya varias veces. Fumata blanca!! Se augura discazo. Por cierto ya están dando conciertillos por ahí para calentar la maquinaria. El último, en Londres.

El mismísimo Santo Padre lo ha nombrado en su homilía habitual.



Pasamos ya a un grupo que probablemente nos ha marcado a los de nuestra generación, pues los hemos vivido en nuestras carnes, aunque no del todo. Estoy hablando de Red Hot Chili Peppers. Los estadounidenses volverán a incrustarse en un estudio este año. Quizá lo estén haciendo ya, porque según dijo Chad Smith, el batería, la intención es que salga este año. Y qué vamos a decir de RHCP que no se haya dicho hasta el momento, pues nada. Quizá que tiene la oportunidad de aprovechar de resarcirse de las críticas de los dos últimos discos.

No he oído el Stadium Arcadium, y aunque el By The Way no es de los mejores, joder, tiene grandes temas (Throw Away Your Television, Venice Queen, The Zephyr Song, I Could Die For You...). Sí que es posible que algunos lo encuentren repetitivos, entre los que me incluyo, pero yo que sé los Red Juan son los Red Juan. Y así los podremos volver a ver en España. Tras las proyectos paralelos de Flea y Frusciante, su Hendrix particular parece que se aleja otra vez de la banda... otra vez Dave Navarro? Espero que no.


Y llegamos a los que más ganas tengo de ver, mi ojito derecho del panorama actual...
Arcade Fire. Estos canadienses de aspecto raro van a lanzar un nuevo disco en agosto. Tras Funeral y Neon Bible, dos discos que rozan la perfección (sobre todo el primero), el listón está por las nubes. No creo que tengan problema para superar la prueba del tercer disco. Hace un mes o así ya avanzaron dos temas que estarán incluidos en su próximo trabajo: The Suburbs y Month Of May. No suenan grandilocuentes como antes, pero igual nos espera el pelotazo cuando oigamos el disco. Lo que quiero decir en pocas palabras es que han sabido renovarse a tiempo. A lo mejor no era necesario, pero el crítico gafapastero de turno que te tilda de repetitivo siempre está al acecho. Pero dudo del criterio de cualquier persona que se meta con un disco de esta gente porque siga sonando como los antes. De todas formas no son discos iguales. El Neon Bible por ejemplo está totalemente "organizado".

Por esta gente sí que me movería a casi cualquier parte de España para verlos. Son un espectáculo, 7 u 8 tipos tocando teclados, guitarras, violines, cantando a través de megáfonos... En fin, que para mí la mejor noticia en lo que va de año en cuanto a reapariciones. Aquí os dejo con Rococo, del nuevo disco.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

xavalico tierno...los red hot tienen guitarrista desde hace tiempo ya...y soundgarden le mete mil vueltas a nirvana ¬¬ xD
x cierto toa la seleccion ahi...faltaba baul de centrocampista defensivo jaja

Pablo S dijo...

He estao desenchufao de RHCP hace tiempo ya... es más, aún tengo pendiente oír Stadium Arcadium a ver...
Y lo de Soundgarden... jojojo todo es discutible. No te voy a hablar del Nevermind porque es típico, pero es que también son diferentes. Nirvana es más pop

Rafa López dijo...

A soundgarden no los incluía en mi humilde opinión en el grunge puro, es cierto que tienen muchos rasgos de grunge, pero no a lo pearl jam o nirvana, incluyen más rasgos de metal, los vería como una especie de soft metal grungeado o algo así.

Pablo S dijo...

En líneas generales sí es grunge, pero como bien dices, Soungarden se va por una rama más metalera. Es una especie de híbrido. En sus inicios eran más hardcoretas y conforme pasó el tiempo se fueron haciendo más grungeros. Aunque es el problema de siempre, los límites están tan cerca que no sabes a qué etiqueta deben pertenecer.

Marina Guillén dijo...

Esperado esperadísimo el nuevo disco de los Strokes, les seguiremos la pista, tanto a ellos como a todos :D
Ves? estas entradas me interesan más, muy bien.
Por cierto, ya he votado.

ainamatopeya dijo...

Muchas gracias por tu comentario Pablo. Veo que tenemos gustos musicales muy parecidos, voy a seguirte la pista.

En este momento, lo que me gustaría enchufarme a los cascos es Interpol. Pero seguro que mañana pienso otra cosa :P