sábado, 21 de agosto de 2010

El sello Citizen Records

A falta de unas horas para que se cierre la votación, está claro que el que más le ha molado al populacho en este Creamfields 2010 ha sido el maestro Vitalic, muy seguido del italiano Benny Benassi. En tercera posición se colocan los siempre salvajes Bloody Betroots. Los demás votos se reparten entre Orbital, Oscar Mulero (2), Alkan, Digitalism...

Una cosa está clara, parece que todos estamos de acuerdo en que Vitalic fue el mejor, y aprovechando la tesitura y el post Creamfields aún reciente, aprovecho para hablar de la cantera de la que salió el francés: Citizen Records.

Es un sello francés, de los más punteros en electrónica actualmente. El más conocido es nuestro colegui Vitalic, pero están surgiendo de esa cantera muchos artistas y no poco interesantes. Hoy voy a mostrar algunos de ellos, pues hay bastantes. Están a caballo entre el techno y lo que algunos llaman el "electroclash". Pero en definitiva, que si los vemos en un festival nos vamos a flipar igual.

El primero sin ir más lejos, lo vi en el IFA de Alicante el año pasado. Es Micronauts. No había mucha gente porque es lo que tienen (tenemos) los universitarios, que se ponen a beber por la mañana y por la noche, ya super cubas, se van. Y muchos se lo perdieron, porque puso una sesión festivalera brutal. A mí no me gustan mucho sus producciones, pero el tipo sabe como poner patas arriba un recinto, y lo hizo. Éramos pocos pero nos lo pasamos de puta madre. Tiene buen gusto por la electrónica y el techno. Insisto, la mayoría de sus producciones están hechas para oídos technoides bien entrenados. Pero cuando uno lo ve en directo, el tío se guarda lo mejor, y yo puedo dar fe de ello.

video

Otro tipo del sello es Sad Mafioso, aunque está más bien empezando. Es de Canadá y aún no es muy conocido, pero lo será si el mundo es justo. Tampoco tiene muchas producciones, pero las pocas que tiene a mí me molan un huevo. Tiene de todo un poco, electrónica y electrónica "atechnizada", pero muy digerible todo. Quizá si sacara más canciones ganaría más prestigio.
La única forma que tenéis de ver su música es a través de su Myspace o de Beatport. Los temas brutales que no salen en beatport ni en youtube los podéis ver en su myspace, sobre todo Transmission, altamente recomendable. Lo primero que oí de él:
Ce Que Tu Cherches

El siguiente "canterano" de Citizen es probablemente el más machacón: Teenage Bad Girl. Este es un tío ya más contrastado, que tiene incluso un disco, Cocotte. Ha tardado poco en ser remixeado por gente importante como el propio Vitalic, Yuksek o Boys Noize. Es un disco que se puede notar la influencia de hermanos mayores franceses como Daft Punk. A pesar de ello, me cuesta oír del tirón, hay momentos en que me es demasiado jevi de escuchar, pero eso no quita que tenga perlas finas finas. Algunas que destaco son:

(Muy daftpunkiano del Discovery)


Otros temas interesantes:

Hands of a Stranger

Tales From The Pigs

Y ahora es el turno para quizás el discípulo más avanzado de Vitalic, podría ser el próximo calvo dentro de unos años. No tiene tanto nombre pero también tiene por ahí cosas que suenan muuuuy bien. Se trata de John Lord Fonda. Se puede decir que es un híbrido entre Teenage Bad Girl y Vitalic, y es mejor que su compañero Teenage aunque no llega obviamente a la categoría de Pascal Arbez.
Al igual que nuestro apreciado Vitalic, tiene grandes influencias rockeras (y electrónicas, por supuesto), lo que se percibe en su música. Sin ir más lejos, no hay más que oír su pedazo de sesión "Composite". No es rock, pero cualquier rockero bailaría con ella. Podéis ver el tracklist en su Myspace.

También tiene un disco: Debaser (homenaje a Pixies??), y otra versión remixeada, Debaser 2. Podemos disfrutar de temas marca de la casa, en este caso, de la casa Citizen. Lo que tienes que oír: Brunette Tatto, So Far Away, Music is Not Computer Algebra, Erase My Anger y un largo etcétera, porque tiene mucho material aparte de esta sesión y disco.

Y he aquí su PERLA, So Far Away, el remix es de Alan Braxe y es una de las mejores canciones electrónica que probablemente haya oído nunca. Es de tintes grandilocuentes, como si la hubiera firmado Muse. Esta es la versión en directo. Escuchad la normal porque de verdad que vale la pena.

video

0 comentarios: